martes, 23 de octubre de 2012

Sustentabilidad: El único futuro del Hombre y de la Arquitectura


Arq.  Ana María Cadavid Salom

Articulo realizado para la Revista Multiplica # 77 de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción  Jalisco, con el tema de Sustentabilidad. Misma que fue publicada en Octubre del 2012.

"Los seres humanos están sentado en una bomba de relojería. Si la mayoría de los científicos del mundo tienen razón, nos quedan apenas diez años para evitar una catástrofe de grandes proporciones que podría hacer entrar el clima del planeta en una espiral destructiva con temperaturas extremas, inundaciones, sequías, epidemias y oleadas de calor hasta ahora desconocidas. Una catástrofe preparada para los hombres" (Al Gore - Una Verdad Incomoda, publicado el 21 de noviembre de 2006).
Si echamos un vistazo a la historia de la humanidad se deja en evidencia como los primeros asentamientos de las ciudades latinoamericanas fueron pensados para adaptarse al lugar, a su topografía, clima, vientos, asoleación, etc. La localización de cada equipamiento tenía un objetivo claro y la estructura urbana estaba diseñada para satisfacer las necesidades de una sociedad y un régimen político específico.

Nuestros ancestros buscaban estar en armonía con su entorno y al mismo tiempo pensaban en su propio bienestar; irónicamente ahora nos complicamos un poco más la vida inventando métodos artificiales para satisfacer nuestra necesidad de comodidad en vez de utilizar a nuestro favor  lo que está al alcance de nuestra mano: la naturaleza,  a un costo económico y ambiental mucho más bajo. A  medida que pasa el tiempo nos alejamos más de esas ciudades ideales y con su crecimiento descontrolado y la ausencia de políticas de protección ambiental cada vez se nos salen más de las manos.
En esta época en la que los recursos naturales y las energías no renovables están amenazados es importante retomar algunas de las enseñanzas de nuestros indígenas y pobladores que se vieron obligados a sacarle el mayor provecho a su hábitat por razones de supervivencia en un proceso inconsciente  que genero  arquitectura con identidad.
La complejidad de las ciudades actuales trasciende a lo incomprensible en ocasiones, porque pasan de ser lugares atractivos por su relevancia política, económica y cultural a albergar toda clase de problemas que afectan directamente a su población. Por ejemplo la contaminación ambiental, la producción de desechos que no son reciclables, la perdida del agua potable,  la pobreza, la polarización social, la falta de amparo por parte de la justicia,  la carencia de autoridad política y la perdida de tiempo en embotellamientos y gestión de servicios entre muchas otras que afectan directamente la calidad de vida de sus habitantes.
Ahora somos muchos mas los habitantes del mundo y como los recursos del planeta no son infinitos debemos reevaluar y cambiar nuestra conciencia buscando que los intereses personales no estén por encima de los intereses comunes. De la forma en la que se relacionen el medio urbano y el medio ambiente depende la calidad de vida del hombre y su permanencia en este planeta.
A medida que vamos evolucionando en ciencia y tecnología nos vamos distanciando de la relación directa con nuestro entorno buscando el confort a partir de soluciones artificiales sin tener en cuenta el efecto que estas ejercen sobre el hábitat y en consecuencia sobre nosotros mismos. Estamos degradando el ecosistema y no tenemos conciencia de que es limitado y estamos convencidos de que nosotros somos indestructibles.
En realidad estamos a merced de la naturaleza y por lo tanto lo mínimo que podemos hacer es buscar estar en armonía con el entorno que nos rodea por nuestro propio bienestar.
Es pertinente aclarar que cuando se habla de causar el menor impacto a nuestro entorno parece que excluyéramos de raíz a la tecnología pero hay casos en los que podemos aprovecharla a nuestro favor siempre y cuando sea la apropiada para el caso especifico, por ejemplo la utilización de nuevos materiales para aislamiento, conservación térmica, iluminación, sistemas de refrigeración y calefacción alternativos o tradicionales.
El ideal es sacar el mayor provecho de las bondades del entorno en función de la climatización pasiva y cuando estos recursos no sean suficientes para garantizar un confort térmico será una buena idea sacar utilizar las nuevas tecnologías a favor de nuestro bienestar, y así ser coherentes con la dinámica que vivimos.
No hay otro camino para  el hombre y la arquitectura que el de la sustentabilidad, de otra manera los días están contados. Es fundamental la creatividad y la innovación. Es un desafío para diseñadores y constructores cambiar los hábitos tradicionales y que todos generemos una conciencia colectiva que exija un cambio, para proyectar las ciudades del futuro inmediato.

Ana María Cadavid Salom

Arquitecta Colombiana, Egresada de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá / Master en diseño y Simulación visual en  Arquitectura, por la  Universidad Politécnica de Catalunya – Barcelona, España / Master en Arquitectura Bioclimática por la Universidad Isthmus –Panamá. Ha desarrollado su labor profesional en  Colombia, Barcelona y Santiago de Chile.

SANCHEZ ANGULO ARQUITECTOS             MEXICAN HOUSES           ARQUITECTOS ZAPOPAN SPACIUM GRUPO CONSTRUCTOR            ARQUITECTURA BIOCLIMATICA SUSTENTABLE    EDIFICIOS VERDES


 ARQUITECTOS GUADALAJARA  ARQUITECTOS CHAPALA ARQUITECTOS COSTALEGRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario